PAUTAS DE ADIESTRAMIENTO

COMO ENSEÑAR A NUESTRO PERRO TRES ÓRDENES BÁSICAS DE UN ADIESTRAMIENTO

Tras haber conseguido la sociabilización de nuestro cachorro, es hora de enseñarle órdenes básicas de obediencia. Que acuda a nuestra llamada, se siente, permanezca a nuestro lado o cace si lo empleamos para la caza; batiendo todo el mayor terreno posible son algunos de los objetivos que intentaremos conseguir con los siguientes ejercicios.

La paciencia y persistencia son dos aspectos fundamentales para que nuestro trabajo dé sus frutos. Ánimo y no desesperen.

Concretamente vamos a practicar los siguientes ejercicios: “sienta”, “junto”, “quieto”.

EL “SIENTA”

Para este ejercicio nos hará falta el collar metálico o corredero y una correa o Chucherías.

Una de las maneras de que podemos enseñar a nuestro cachorro es: premiando con algún tipo de golosinas, salchichas, halagos, caricias… Cogeremos a nuestro compañero y lo situaremos a nuestra izquierda. También lo podemos hacer con la correa, dándole pequeños tirones para captar su atención una vez captado su atención cogeremos la correa con la mano derecha y con la mano izquierda presionaremos la parte trasera mientras le decimos “sit” o “sienta”. Repetiremos este ejercicio durante 15 minutos todos los días y en una semana el perro entenderá la acción de sentarse sin ningún problema aunque cada perro tiene su tiempo.

EL “JUNTO”

Ya tenemos a nuestro animal acostumbrado a sentarse a nuestra orden; ya es hora de enseñarle a andar con nosotros; para los perros de caza esto es muy importante ya que este ejercicio evita que el perro salga sin tener que salir. Le pondremos un collar metálico con eslabones, además de una correa con mosquetón. A la hora de ponernos andar lo haremos con un “ale”, “vamos” o tocando un silbato. Recordar que siempre este lado izquierdo nuestro sujetando las correa con la mano izquierda a 20 centímetros del collar del perro y nuestra mano derecha a la altura de nuestra cintura. Cada tres pasos le diremos junto acompañando la orden con un tirón hacia nosotros. Lo haremos como el ejercicio anterior 15 minutos todos los días. Y pronto veremos cómo nuestro perro se va acostrumando a andar con nosotros. Al terminar los ejercicios el premiarlo y darle caricias será muy bueno para que el animal sepa que esta haciendo las cosa muy bien.

El “QUIETO” 

Para esta orden el perro tiene que tener bien asumido el sienta; para llevar a cabo este ejercicio necesitaríamos correas de varias medidas, collar metálico y correa extensible. Sentamos a nuestro perro, nos colocaremos enfrente suya con la correa puesta y, con la mano derecha levantada, le diremos “quieto, quieto” y le iremos soltando metros de correa. Cuando el perro intente venir hacia nosotros, le corregiremos y le volveremos a sentar, empezando nuevamente. En este ejercicio deberemos tener mucha paciencia, probablemente más que en ninguno de los otros.

Deja una respuesta